Categorías
Uncategorized

IDENTIFICA EL PERFIL DE TU CLIENTE IDEAL

¿Cómo saber de qué debo hablar en mis redes sociales ?


Estar presente en redes sociales con tu negocio es algo así como ir de cita a ciegas… si sientes miedo,  hazlo de todos modos.

Para muchos emprendedores, las redes sociales pueden sentirse tan intimidantes como buscar un alma gemela en una red social de citas.

Sin embargo, así como existe la posibilidad de encontrar un amor duradero en un sitio de citas online, las redes sociales ofrecen un acceso incomparable a tu cliente ideal.

ok perfecto, entonces has tomado la decisión de que sí, tu negocio tiene que estar presente en redes sociales, así que vas a crear el contenido para tu blog y tus redes;  y hoy has amanecido con todas las ganas de hacerlo. 

Así que te sientas en tu escritorio con tu bebida cerca, tu ordenador listo para que empieces a escribir y te das cuenta que estás en blanco….

¡No tienes ni idea de lo que vas a hablar!

Y no es precisamente porque no seas buena escribiendo o tienes el síndrome de la hoja en blaco; lo que te pasa realmente es que  estás poseída por el pánico porque no tienes ni idea de qué es lo que quiere oír tu cliente de ti o cuál es la ayuda que él/ella está buscando.

Esto es más fácil de solucionar que vencer el síndrome de hoja en blanco ¿no crees? Lo único que tienes que hacer, es conocer las necesidades de tus potenciales clientes

¿Qué es el perfil de un cliente ideal o avatar o buyer persona?

✓Es la representación ficticia del cliente que necesita tu ayuda y con el que tú quieres trabajar.

✓Es aquella persona que aprecia tu trabajo, le gustas y  te referirá a otros posibles clientes.

✓Tiene problemas y te ve como una necesidad valiosa y está dispuesta a comprar tu producto o servicio.

✓Te pagará lo que vales y que estará encantado de hacerlo.

¿Por qué Identificar el perfil de mi cliente ideal?

Una de las principales razones para identificar las características que tiene tu cliente ideal, es porque esto es crucial para tu negocio.

  • No solo te va a ayudar a crear contenido para tus redes sociales, sino que te servirá para seleccionar la red social en la que él/ella pasa más tiempo y por lo tanto en la que tu negocio debe estar presente.
  • Te ayudará a mejorar tus productos actuales y/o a crear nuevos productos que se ajusten a sus necesidades, comportamiento y preocupaciones.
  • Para conectar verdaderamente con tu cliente. Crearás  los textos con los que tu potencial cliente se sienta identificado, para que en tus e-mails, blog, página web, etc. sienta como si le hablase un amigo y no suenes  a que hablas a todo un estadio.  
  • Le sacarás partido al presupuesto que tengas para hacer publicidad online que hagas ya que sabrás dónde anunciarte y a quien dirigirte, para que tengas máyor impacto y visibilidad.

Todo esto ayudará a que tus ventas aumenten. 

¿Cómo crear el perfil de mi cliente ideal?

Ahora que ya sabes la importancia que tiene conocer a tu cliente ideal, te sugiero que no te lo pienses tanto, deja de darle tantas vueltas a tu cabeza y ve afuera y tomate un café, ten una charla o usa una sala de reuniones por internet y pregunta a personas con las que ya has trabajado, y con quien tengas el feeling de que les puedes ayudar. 

Los emprendedores generalmente cuando emprendemos, lo hacemos con  la idea de ayudar y creo que aquí está la clave. 

Con los dones, la formación e información que tienes,  pregúntate 

  • ¿Qué problema resuelves?
  • ¿Quiénes tienen ese problema?
  • ¿Cuáles son las personas que se me acercan?
  • ¿Qué preguntas te hacen?
  • ¿Qué características tienen en común?

Preguntas para tu Entrevista de Validación

Estas son algunas de las preguntas que puedes hacer a tus clientes para crear el perfil de tu cliente ideal y veas a qué personas estás atrayendo.  Permite ir más profundo de la información, no te quedes en que si es hombre o mujer, sino en ¿qué mujer es? ¿es madre de familia? ¿Es emprendedora?

Y no te quedes nada más con la información demográfica, trata de ir a los sentimientos de las personas. Qué están sintiendo, cuáles son sus miedos y frustraciones. Permítete ir más profundo en las respuestas preguntando una y otra vez ¿por qué? Esto te permitirá descubrir los comportamientos que los impulsan.

Mira estos ejemplo de preguntas que podrías hacer a posible cliente:

  • Género
  • Edad
  • Estado civil
  • Posición Económica
  • ¿Qué clase de entretenimiento te gusta (video juegos, eventos, películas, música, lectura, TV)?
  • ¿Tienes familia, hijos, estas casado?
  • ¿Que tipo de pasatiempo de Fitness y Bienestar te gusta? (Yoga, pesas, dietas, gimnasio,meditación)
  • ¿Cuáles son las actividades  más comunes que haces tanto a nivel personal como profesional?
  • ¿Qué te interesaría saber sobre lo que hago?
  • ¿Sabes qué es (a lo que te dedicas)?
  • ¿Qué piensas sobre (producto o servicio como el tuyo)?
  • ¿Cuáles son tus metas y objetivos?
  • ¿Cuáles son los obstáculos que tienes para alcanzar esas metas?
  • ¿Cómo te sientes respecto a eso?

Tener varios perfiles de cliente ideal

A estas alturas podría estar pensando, «¿Qué pasa si tengo más de un avatar?» Tener múltiples perfiles de cliente ideal está perfectamente bien. 

De hecho, la mayoría de las empresas tendrán más de un cliente ideal, especialmente si ofrecen más de un producto o servicio.

Puede que por ejemplo tu producto premium sea para empresas que están más tiempo en el mercado o que simplemente tienen mayor nivel adquisitivo y tengas otro servicio de menor coste y menos implicación para el cliente y sea destinado para empresas que apenas están empezando.

 La mejor manera de definir los avatares de sus clientes es abordarlos uno por uno.

Te sugerimos que comiences con el mercado que aporta más beneficios a tu negocio. Haciendo ésto puede que te des cuenta de que tu negocio es demasiado amplio, por lo que podrás ajustar tu oferta para un nicho en específico para  posicionarte en ese mercado.

Avatar negativos

Crear un perfil de cliente NO  ideal puede ser tan beneficioso como crear un perfil de cliente ideal

 Un avatar negativo es una representación generalizada de la persona que no desea como cliente.

 Comprender a quién no quiere servir como cliente a veces puede hacer que sea más fácil saber a quién quiere servir. 

Si quieres comenzar por aquí, lo cual es una buena idea, piensa en ese cliente que fue una pesadilla total para trabajar y documentar todas las cosas que hicieron  y que la relación no fuera exitosa. 

La clave aquí es no centrarse en las características personales de por qué no era fácil trabajar con la persona, sino más bien en las razones por las que no eran una buena opción para su producto o servicio:

  • Poca experiencia
  • Precios altos
  • Sin claridad en su negocio 
  • Probabilidad de un aumento de clientes, 
  • No estar debidamente equipado para el éxito a largo plazo, etc.